archive-es.com » ES » L » LASABIADECORIA.ES

Total: 31

Choose link from "Titles, links and description words view":

Or switch to "Titles and links view".
  • CAPITULO XVIII
    4 Seguid los buenos ejemplos y las instrucciones recibidas en la casa convento y alcanzaréis ser un completo modelo de piedad castidad obediencia y de todas las virtudes y con la gracia de Dios alcanzaréis la sabiduría y la santidad 5 Rechazad los apetitos y pasiones y practicad las virtudes porque los apetitos y pasiones por las cosas del mundo producen en el alma oscuridad fatiga debilidad tribulación bajeza inmundicia y por el contrario el practicar las virtudes producen en el alma luz paz amor consuelo limpieza humildad y fortaleza 6 Sabed que la virtud es como la buena semilla que puesta en cualquier terreno como haya quien la cultive crece luce y se multiplica 7 Practicad con gusto la virtud de la pobreza la castidad la caridad la humildad y la prontitud en la obediencia Gozad en el padecer y mortificad la vista el gusto y el oído como negación a las cosas de este mundo porque para tener a Dios en toda el alma no hay que tener para las cosas nada 8 Practicad las virtudes de forma regular porque ello os producirá paz consuelo luz limpieza de conciencia fortaleza y mayores deseos de amar y servir a Dios y al prójimo 9 Sabed que el tener mucha oración recogimiento y penitencia es fundamental pero el Señor también os pide aumentar las virtudes y ponerlas al servicio del prójimo 10 Haced todos vuestros trabajos y servicios con amor humildad resignación y paciencia y con ellos lograréis aumentar y fortalecer vuestras virtudes 11 Sabed que para ser virtuosas tenéis que estar siempre insatisfechas con vosotras mismas porque siempre podréis alcanzar mayor grado de perfección 12 Imitad a los pacíficos en vuestros quehaceres cotidianos porque los pacíficos con su alma en paz se dedican a sembrar virtudes en este mundo

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXVIII.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive


  • CAPITULO XIX
    terrenal 4 Transformad vuestras vidas dándoles una razón de ser que sobreviva a la propia muerte 5 Sabed que si ponéis mucho cuidado en olvidar os predisponéis a tener presente lo que no deseáis No os acordéis que queréis olvidar sino olvidad porque la que trabaja en olvidar se acuerda No os acordéis que con eso os olvidáis 6 Vivid los retiros espirituales con una soledad que se sienta y que os hable desde el más absoluto silencio 7 Sabed que las palabras que el Señor mejor oye son las dichas en silencio y soledad porque el silencio es el grito más fuerte 8 Recordad que para servir verdaderamente a Dios con entrega y alegría de amor puro tenéis que hacerlo en soledad y silencio sin importaros que no os tengan por virtuosas 9 Meditad en la soledad y recogimiento de vuestras celdas en la vida pasión muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo sobre cada pasaje y ello os ayudará a no sentir que estáis abandonadas del Señor cuando sufráis tribulaciones o soledades 10 Pensad en la muerte para que no os coja desprevenidas que ese recuerdo si no os la hiciere dulce os quitará su amargura Consolaos pensando en la muerte y deseadla no por acabar la vida que os da el Señor sino porque se concluya la libertad para pecar y para que por esa vereda se os adelante el gozo de una vida sin dolores sin achaques sin penas y llena de consuelos y de gloria en presencia de Dios Sabed que al igual que hay hierbas medicinales que quitan el desmayo y el desaliento l a memoria de la muerte quita el miedo que nos embaraza a volar al descanso eterno Muy natural es mirar la muerte sin miedo y más vosotras que no habéis

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXIX.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive

  • CAPITULO XX
    que sufren mucho pero con ira y destemplanza para que se resignen a sufrir con paciencia sin enojo y sin enfurecimiento Sabed que quien no sufre con paciencia se fatiga y enfurece y dice cosas de las que hace armas el enemigo para luego provocarlos Y rogad también para que cuando pase todo y vuelvan en sí y se sosieguen sientan un gran arrepentimiento al conocer que se dejaron llevar por el enojo que es un furioso disparatado que dominaba su corazón 3 Recordad que el Señor me dijo Busca almas que me sirvan Así que antes de morir os encomiendo a vosotras continuar con esa misión de buscar almas que amen por los que no aman que oren por los que no oran que penen por los que ofenden y no penan que luchen por conseguir la paz y que paren los estragos de la guerra y que ayuden a los pobres y necesitados que esta sociedad insolidaria tiene marginados 4 Creed con fe viva y esperanza firme en las promesas de Jesucristo y sufrid con heroica paciencia los trabajos y tribulaciones que encontraréis en el camino de perfección 5 Sabed que a mayor grado de perfección sentiréis mayor conocimiento de vuestras propias miserias y faltas y ello os producirá el mayor de los sufrimientos 6 Sabed que pecado no solamente es una falta contra Dios sino también es cometer una gran injusticia contra los demás 7 Sed pacientes porque es una gran dicha que estéis enseñadas a hacer penitencia con paciencia Es la penitencia quien purga al alma del pecado pero es con la paciencia como se logra ser penitentes ORACIÓN Oh Dios mío Si fuera posible me honraría con que todos los pecados que los hombres han de cometer en todo el mundo se hiciesen penas y

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXX.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive

  • CAPITULO XXI
    penséis que no merecéis gozos y consuelos del Señor ni los deseéis recibir porque penséis que vuestros servicios y obras no tienen mérito ya que las hacéis ayudadas por la gracia de Dios Amad y servid a Dios solamente por su grandeza sin mediar interés sin esperar recompensas y si sois alabadas por los demás deberéis sentir sufrimiento por no estimarlo justo 8 Sabed que la mayor virtud es ser humildes es no pensar en vosotras mismas ni en vuestras cosas Ser humilde es no desear ninguna cosa buena para vosotras mismas sino para los demás y no desear ningún mal para los demás sino sólo para vosotras Sabed que ser humildes es muy difícil por eso esta virtud es más apreciada por el Señor 9 Elevad con modestia y humildad vuestras oraciones pensamientos y obras al cielo porque sabed que más alto los eleva quien más rendido y bajo se muestra 10 Sed humildes en las palabras y en las obras y anteponed en todo las cosas de los demás a las vuestras y desead siempre ocupar el último lugar No penséis ningún bien de vosotras sino de los demás 11 Dad gracias a Dios con toda humildad por haber tenido la dicha de ser llamadas por Él y haber entendido su llamada 12 Sed humildes porque el Señor ama mucho la humildad de aquellas almas que reconocen la verdad y ven que sólo tienen miserias y que sin la ayuda misericordiosa de Dios no son nada Y sabed que la que de vosotras se crea virtuosa vive muy engañada y corre el peligro de caer en la vanagloria y la soberbia que conducen al pecado y al alejamiento de Dios 13 Pedid al Señor que mire misericordioso vuestras almas para perdonarlas limpiarlas alumbrarlas y llenarlas de gracia porque

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXXI.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive

  • CAPITULO XXII
    Caminad hacia la unión con Dios apoyadas en la fe es decir más creyendo que entendiendo 10 Tened voluntad fuerte para apartaros de todo lo que no sea medio para lograr la unión con Dios 11 Sabed que el alma virtuosa cuanto mayor grado de unión de amor con Dios alcanza más miserable se ve más recuerda sus faltas pasadas y más dolor siente por haber sido tan ruin con el Señor a quien todo se lo debéis 12 Sabed que los dones o mercedes alcanzados por la unión de amor con Dios producen una gran paz consuelo y fortaleza p ero mucho más gozo os producirán las penas tribulaciones y sufrimiento si las pasáis por amor a Dios 13 Sabed que solamente los servicios y buenas obras hechas con puro y entero amor a Dios para honrarle y glorificarle sin ningún otro interés son las que os ayudarán a alcanzar la perfecta unión de amor con Dios 14 Sabed que el alcanzar mayor grado de perfección de unión de amor con Dios no debe ser con el fin de recibir más dones y mercedes del Señor sino e l medio de amar y servir cada día con más humildad a Dios y al prójimo con el fin de que reine en el mundo la equidad la justicia la fraternidad y la paz 15 Sabed que en el momento en que vuestras almas alcancen la unión con Dios al entendimiento le embiste una luz sobrenatural la luz divina y el alma se siente indigna y ve sus miserias gracias a la misericordia de Dios porque antes el alma no las veía por estar el entendimiento a oscuras 16 Sabed que aunque vuestras almas alcancen el mayor estado de perfección de unión con Dios seguirán añorando y penando por no alcanzar a poseer y gozar claramente de la grandeza y gloria de Dios 17 Sabed que Dios para mover vuestras almas desde el extremo de su bajeza hasta el extremo de la alteza divina para que se pueda producir la verdadera unión con Él lo hace devastándolas y limpiándolas como hacen los carpinteros con la madera haciéndolo de forma lenta y suave y de modo particular a cada alma perfeccionándolas para unirlas con Él al modo de ser humano ya que de lo contrario vuestra naturaleza no lo resistiría empezando por lo más bajo y exterior que son los sentidos corporales hasta lo más alto e interior 18 Sabed que vuestras almas a medida que alcancen mayor grado de unión con Dios irán teniendo más entendimiento aunque sin entender ya que el entendimiento seguirá estando a oscuras pero Dios os infundirá pasivamente amor y sabiduría para que podáis vislumbrar algo de sus secretos y grandeza 19 Pedid con fe al Señor os conceda deseos de amar en la voluntad sabiduría en el entendimiento y eternidad en la memoria para alcanzar la unión de amor con Dios porque sabed que los dones y mercedes del Señor son infinitos y está deseando que

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXXII.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive

  • CAPITULO XXIII
    y luego lo niegan con sus hechos 4 Sabed que el no hacer nada malo no es suficiente tenéis también que hacer hechos buenos 5 Vivid en el mundo pero que las cosas del mundo no vivan en vosotras 6 Haced penitencia envidiosas sanamente unas de otras porque al doblegar y desmayar al cuerpo fortalecéis y adelantáis las virtudes del alma 7 Sabed que uno de los mayores enemigos del alma es la blasfemia pecado en el que caen muchas criaturas que teniendo la voluntad abrasándose en el fuego de un horno encendido por amor a Dios se dejan la lengua libre para que movida por quien tiene sobre ella jurisdicción pueda arrojar dardos envenenados y saetas injuriosas contra la bondad infinita de Dios Esto es igual de malo que amar con el corazón y aborrecer con los labios o disparar con la lengua blasfemias 8 Sabed que la felicidad sólo la encontraréis cuando logréis la paz en vosotras mismas 9 Sabed que es un gran error no admitir lo que la razón no entiende 10 Sabed que la mayor riqueza está en que seáis dueñas de vosotras mismas 11 Sabed que el verdadero dichoso no es el que lo parece sino el que se siente dichoso Tengo lo que quiero porque quiero lo que tengo 12 Buscad y amad el bien y huid y aborreced el mal 13 Recordad que los negocios del espíritu si no los gobiernas con él suelen quedarse en el aire 14 Velad sobre todas estas enseñanzas pues si bien es cierto que no se os puede hacer cargo de que habéis tenido mucha formación tampoco se puede decir que os ha faltado lo necesario para instruiros en el camino de perfección en el que os halláis 15 Sabed que tenéis que profundizar en vuestro

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXXIII.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive

  • CAPITULO XXIV
    ver ni oír desaparece el tiempo y el espacio Todos los sentidos y potencias se pierden porque los tendréis en Dios En definitiva el alma os quedará unida por amor a Dios y Dios unido por amor a vosotras El alma no entiende lo que le ocurrió y mucho menos sabe decirlo para que se le entienda pero ve claro y con seguridad que es verdad y no cosa soñada que alcanzó la unión de amor con Dios y que Dios estuvo en ella y le dio un toque de divinidad para siempre 3 S abed que el Señor os puede hablar mediante revelación obrando en vuestras almas grandes señales o efectos Aquí también como en el arrobo se duermen todos los sentidos y potencias del alma al mundo para ver o escuchar solamente a Dios y el alma siente Solos Dios y yo solos yo y Dios 4 Sabed que cuando Dios habla al interior del alma las palabras se oyen fuertes y claras y dan a entender mucho más de lo que dicen y como efectos el alma siente una gran paz luz sabiduría un gran conocimiento de la grandeza y gloria de Dios que la hace sentirse más miserable y con un gran deseo de amar y servir a Dios y olvidarse de sí misma y de todas las cosas del mundo El alma no entiende lo que le ocurre y mucho menos sabe decirlo para que se le entienda Estos efectos que Dios produce en el alma sirven para diferenciarlos de las cosas soñadas imaginadas y obradas por el demonio También le queda al alma una certidumbre y seguridad de que fue Dios quien le habló y que ella estuvo con Dios y que aunque las cosas le vayan en contrario de lo que entendió no se olvida de aquella comunicación y cree que Dios ha buscado otros caminos secretos que los humanos no entendemos para hacer lo que entendió o se le infundió 5 Aprended a diferenciar bien los efectos que produce la visión o revelación cuando son obra de Dios de los que produce la melancolía Sabed que la melancolía es un mal que nubla la razón y altera la imaginación de algunas religiosas de tal manera que parte de lo que piensan les parece que lo oyen o lo ven Este mal afecta más a las religiosas mal formadas débiles poco humildes y algo vanidosas La melancolía ha de ser tratada a tiempo y adecuadamente porque además de apartar del camino de perfección a quien la padece también es un peligro para todas las demás compañeras del convento 6 Sabed que para que tengáis la certeza de que lo dones y efectos alcanzados por vuestras almas son obra de Dios tenéis que hacer un estudio comparativo o diferencial con otras causas posibles en base a estos hechos seguros y claros La unión de amor con Dios obra en el alma humildad y el demonio obra vanagloria y soberbia La unión de amor con

    Original URL path: http://www.lasabiadecoria.es/capXXIV.htm (2016-05-01)
    Open archived version from archive